Ir al contenido principal

Alioli (con huevo) con Thermomix

Ya teníamos la recta del alioli-lactonesa pululando por el blog, nos faltaba probar la versión del alioli con huevo. Sí, ya sabemos que si nos ponemos puristas, la cosa ni se hace con huevo ni con leche, sino con ajo, aceite y energía (y es muy complicado). Es una receta para Thermomix, pero se supone que las cantidades y el procedimiento para hacerlo con batidora o con otro tipo de robot sería similar. Bueno, y nadie dice que no se pueda hacer a mano.
En el caso de la Thermomix, buceando por internet vemos que mucha gente usa la mariposa. Pues bien, no dudamos de que así se consiga emulsionar el alioli, pero oye, que nosotros no hemos podido. Así que la receta que ponemos aquí va sin mariposa. La foto no es muy sugerente, lo sabemos, pero es para que se vea cómo queda el vaso.

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 2 dientes de ajo (3 si estás valiente)
  • Media cucharadita de sal (unos 2 g, ojo, salado???)
  • 200g de aceite de oliva. Se puede poner girasol, o mezclar 150 de girasol y 50 de oliva, o 175 y 25. Cambiará el color... y el sabor. Y para gustos, colores. Más sano si es de oliva, claro.
  • 25g de aceite de oliva
  • El zumo de 1/4 limón o un poco de vinagre (7g)

Calculadora de ingredientes

Introduce la cantidad del ingrediente que deseas tomar como referencia y pulsa la tecla enter o calcular.






Preparación

Sí, la calculadora está muy bien, pero ¿cuánta cantidad podemos hacer de golpe? Nosotros hemos probado mínimo con 200 g de aceite y máximo con 400 g. Y en ambos casos, sin problemas.

1- Pesamos el grueso del aceite y reservamos, mejor en una jarrita o similar.

2- Ponemos los ajos en el vaso y trituramos a velocidad 5, aumentando progresivamente hasta 10. Bajamos los restos con la espátula.

3- Añadimos los 25g de aceite de oliva (ojo que en los ingredientes especificamos aparte este aceite del que echaremos después). Trituramos a velocidad 5-10 progresivamente. Bajamos los restos.

4- Añadimos el huevo, la sal y el zumo de limón. Velocidad 5 durante 1 minuto y a velocidad 10 durante otro minuto.

5- Y ahora llega el momento de la verdad. Vamos a poner el cubilete en su sitio, pero lleno de agua, para darle un poco de peso. Esto se hace para que el alioli en formación no estuque las paredes de la cocina y para que el aceite vaya cayendo poco a poco.  Le damos caña sin tiempo a la Thermomix, a velocidad 5. Cogemos el aceite que teníamos reservado y vamos vertiéndolo poco a poco sobre la tapa de la Thermomix, sin retirar el cubilete. Ya verás como cae, pero lentamente, que es lo que queremos.
Es muy importante la lentitud en este proceso. Vertemos un chorrito y esperamos. Otro chorrito y vuelta a esperar. Cuanto más rápido, más probabilidades tendremos de tener un bonito alioli sin emulsionar; es decir, leche con ajo y aceite para beber. Así que, leeeeeento.

6- Y ya está. ¿Qué ocurre si no nos ha salido y el resultado es bebible? ¿Lo tengo que tirar? Nada de tirarlo a la basura, lo reservas en una jarrita (la que has empleado para el aceite, por ejemplo) y pones un huevo en la Thermomix. La templas a 37º, velocidad 2 durante 3 minutos y luego repites el proceso de emulsión. Es decir, velocidad 5 sin tiempo, cubilete con agua (o peso) y a verter poco a poco (más lentamente que cuando no te ha salido) la mezcla que hemos reservado.

 Por si te lo preguntas otra vez, no, NO SE PONE MARIPOSA.

Conservación

Lleva huevo. Así que lo que no comamos en el momento, a la nevera, pero poco tiempo.

Comentarios

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Judías verdes con olla express

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Potitos caseros de fruta con Thermomix

Rancho aragonés