Ir al contenido principal

Pan del minuto LCHF

Seguimos dejando aquí ideas para una alimentación con menos hidratos y más grasas (tipo LCHF). Si estás acostumbrado a desayunar una tostada (o varias, jeje) o unas magdalenas o unos cereales y, de repente, decides cortar hidratos, pareciera que se acerca el fin del mundo.
Pues no. Una simple tortilla con queso y espinacas hace el papel de desayuno a la perfección. O unos huevos escalfados con salmoncito ahumado. O la receta que dejamos aquí y que se conoce en internet como el pan o panecillo del minuto, en su versión LCHF. Lo bueno es que si tenemos que desayunar fuera, sirve perfectamente como bocata. Basta ponerle un poco de salmón, embutido o lo que queramos.

Ingredientes

  • 1 huevo (unos 50-60 g)
  • Aceite de oliva (15 g)
  • 2 cucharadas de harina de almendras, o harina de coco, o mezcla. El máximo a añadir es el mismo peso que el huevo, 50-60 g, queda bastante apretado (las fotos son de esta manera). Si echamos menos, queda más esponjoso y con agujeritos. 
  • Sal
  • Otros ingredientes opcionales: una cucharadita de queso fresco batido, especias, cacao puro, mostaza... depende de para qué lo queramos.

Preparación

1. Se bate el huevo y se mezcla todo en un bol pequeño con la ayuda de un tenedor.

Si echamos la misma cantidad, en peso, de harina que de huevo, 
la textura es tipo engrudo. La maseta puede quedar algo líquida 
y no pasa nada, el panecillo saldrá más blandito y con agujeritos.
A nosotros como más nos gusta es en plan "papilla de niños".


2. Metemos la mezcla, en ese mismo bol, al microondas, 1'15'' - 1'30'' a máxima potencia.

Aspecto del panecillo recién desmoldado.

Aspecto de la "miga" si la masa es tipo engrudo.

Aspecto de un panecillo hecho con una maseta bastante líquida, 
más líquida que la papilla de niños. Textura más esponjosa.


3. Puede ser buena idea partirlo por la mitad y tostar en el tostador.

Puesta en práctica de pasar por la sartén al invento. 
La masa de este panecillo lleva 1 huevo, 1 cucharadita de yogur griego, 
1 cucharada de harina de almendras y otra de harina de coco
media cucharadita de psyllium (es opcional, pero queda algo 
más esponjoso). La mezcla queda en plan papilla de niño, no engrudo total),

Y el resultado final, emparedado de salmón con mantequilla 
y crema de aguacate (aguacate machacado con queso de cabra).

Variantes

Se puede personalizar el asunto. Por ejemplo, si es para salado, añadir una cucharadita de mostaza, ajo picado, orégano, etc. Si es para "dulce", admite un chorrito de nata y cacao puro. La cosa es probar.

Conservación

Se hace rápido y está muy rico recién hecho. Pero al tener consistencia, funciona muy bien como desayuno ya preparado para tomarlo fuera de casa.

Comentarios

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Judías verdes con olla express

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Potitos caseros de fruta con Thermomix

Rancho aragonés